jueves, 18 de agosto de 2011

Inconscientemente.

El cerebro es una máquina que nadie jamás, podría entender.


Hoy, me he dado cuenta de algo importante, también gracias a ella
a mi amiga, fue la que me lo comentó..
Estuvimos en un local de aquí que se llama "Pool", con mesas de billar, 
futbolines y demás juegos..
Me dijo que siempre que entramos a ese local, cambio radicalmente.
Mi carácter, mi expresión, mis ganas.. todo.
Yo me encontraba mal y no quería jugar con ella, su novio y el amigo de su novio 
al billar.. y le dije que me quedaría sentada mirando (estaba como mareada..)
y ella mientras jugaba, estaba pensando en por qué siempre cambiaba
al entrar allí.. y de repente, vino corriendo y me dijo:
-"Ya sé porqué cuando vienes aquí, cambias de carácter"
me quedé impresionada y le dije, que qué quería decir.
Textualmente me dijo esto:
-"Cuando estas aquí, todo te recuerda a él."
Me quedé anonadada y le dije que no, que a penas había pensado
en él desde que habíamos llegado.
Me dijo que entonces, no sabía porqué era..

Siguieron los tres jugando, y yo mientras pensaba que
quizás no estaba equivocada, yo también notaba
que cuando entraba allí, cambiaba rápidamente
y caí en todos esos pensamientos inconscientes
que lleva a cabo nuestro cerebro, cuando ni siquiera
nos damos cuenta, y ahí, encajó todo. Absolutamente todo.

El cerebro es increíble, hace que todo en mi cambie, solo porque esa persona
para mi, muy especial, me había traído a jugar en numerosas ocasiones.

A veces, nos traicionamos a uno mismo queriendo sacar de la cabeza, aquello que no sale del corazón. (Visto en el formspring de Don Nadie)

Un beso muy fuerte a todos !

Lrn*

7 comentarios:

Merluca dijo...

Vaya horas de estar despiertas!.
No hay que esforzarse por sacar las cosas del corazon, con el paso del tiempo van saliendo solas, y al final quedan las buenas, las que no producen dolor.
Como los momentos dulces de la infancia, los recordamos y una sonrisa viene a nuestra cara, pero sin dolor desgarrador.
A dormir!

Laura dijo...

Yo creo que deberías estar un tiempo sin ir allí, o que cuando vayas juegues al billar y te diviertas.
Cuando estaba en la misma situación que tú, un amigo me obligaba a ir a los sitios que me dolían y me hacía reír muchísimo y pasar una tarde increíble para que al final los buenos recuerdos ganasen a los manos.
Llegarán días muy buenos, ya verás.
Un beso! ^^

Pain and suffering dijo...

Merluca! jajaja, pues sí ! llegué a la 1 de ver el partido de futbol y no me quería quedar con las ganas de escribir una nueva entrada! jaja
Tienes razón, gracias :), Espero que hayas dormido bien! jajaja

Laura, pues es que es uno de los pocos lugares de aquí para divertirse.. por eso si no voy, qué voy a hacer? pff.. además, hay que enfrentarse a esas cosas, cuanto más tarde en ir allí.. más tardaré en encontrarme bien y a gusto cuando estoy con mi amiga en ese lugar, entiendes?
No dejaré de ir, pero haré un esfuerzo para no cambiar de carácter ni nada.
Gracias por tu consejo, guapa (:
Un beso !

Don Nadie dijo...

Aiiis... es verdad todo eso del cerebro... a mi tambien me han pasado cosas asi, pero me dicuenta yo solo despues... pero bueno :) me gusto mucho esta entrada ;) un beso!

Pain and suffering dijo...

Pues es difícil darse cuenta solo! te admiro por ello :)
Gracias!
un besito (:

Marina P. dijo...

es cierto, esos lugares que nos recuerdan a alguien especial, nos cambian un poco en el momento... nos ponen más melancólicos, o nos suben el animo... cada lugar tiene su historia.

Besoo, me gusto la entrada:)

Pain and suffering dijo...

Es que es instantáneo Marina, ni lo notas.. cambias y listo! es raro..
Gracias guapa :) un besito ^^