sábado, 3 de septiembre de 2011

21 de Septiembre 2007

Aún recuerdo ese día.. jamás lo olvidaría.

Llevaba toda la mañana lloviendo, 
lo típico en ese tiempo.. cambios de temperatura y clima
rápidos, se acercaba el otoño.

Llegó la última hora de ese día tan esperado, 
el preciado viernes y en ese momento, había parado de llover,
pero se notaba que alguna gotita caía..
Al ritmo que andaba, cada vez notaba que llovía más fuerte y rápido,
saqué el paraguas e intenté protegerme de ello, pero entonces comenzó a hacer viento..
mucho viento. Me terminó destrozando el paraguas y terminé cerrándolo.

Iba de camino a casa y la lluvia y viento eran incesables, pensaba que me llevaba..
de repente lo que era un típico viernes se convirtió en el diluvio del "Arca de Noe".
Llegaba a casa, me quedaban 30 metros aproximadamente y yo ya estaba
calada hasta los mismísimos huesos...
Fue entonces cuando me dieron unas terribles ganas de llorar,
de esas veces que te echas a llorar gritando porque te dolería la garganta de aguantarlo,
llorar porque me estaba mojando, porque estaba sola en toda la calle, porque pareciese que fuera la única persona viva en todo la ciudad y fue justo en ese momento
cuando me vino como una flecha al cerebro una frase que jamás olvidaré:
 "Llorando no arreglarás nada".
En ese momento, creo que maduré, me dí cuenta que exactamente..
llorando no se consigue nada, no consigues tus sueños, tampoco consigues trabajo,
ni tus propósitos en la vida, si algo malo ha ocurrido.. no se va a solucionar llorando.

Justo después de que me ocurriera eso.. las ganas de llorar me abandonaron
en décimas (e incluso milésimas) de segundo.

Hasta que llegué a casa no pude hacer otra cosa que no fue
pensar y pensar en lo que me acababa de pasar.. jamás me había pasado nada parecido,
y no ha sido la última vez que me ha ocurrido..

Creo que son signos de que estoy creciendo, de que maduro
poco a poco como todo el mundo, pero con pequeñas señales que el mundo me presta.


Y nada más.. solo quería contar
esta peculiar anécdota que me pasó 
hace ya.. 4 añitos un día normal como otro cualquiera.
Lo del "diluvio" no es ninguna exageración, ese día
hubo una gran riada en mi ciudad de la que costó mucho
recuperarse.

Un beso muy grande a todos! 
Y gracias por vuestros ánimos :)
Lrn*

15 comentarios:

Don Nadie dijo...

Sí, hay veces en las que te das dunta de que maduras y es muy bueno, lo unico que te digo es que desahogarse llorando es muuuuy bueno, porque si te las aguantas, despues sale todo de golpe! jaja muy buuuenaaa entrada, en serio! ^^

¡ Ashe♥ ! dijo...

Hola :) Paso para avisarte que en mi blog te espera un premio :) Un bsito!!

Tontorrona_ dijo...

Hola :) Gracias por tu comentario antes de nada.
Tu entrada me ha encantado. Me gusta mucho como escribes.
Si, puede ser que estuvieras madurando :) Y tienes razón, con llorar no se arregla nada...
Muchos besos :)

Vane dijo...

Me ha encantado!!! mucho además!!!

Es cierto que llorando no arreglamos las cosas, hay que actuar y hacer todo lo posible por no hundirnos, si no , terminamos ahogándonos en nuestras propias lágrimas.

Un besazo!

Pain and suffering dijo...

Don Nadie, si si.. eso lo sé! jaja, si en el fondo soy una llorica! si me conocieses me lo dirías hasta tu.. jajaja. Muchas gracias (:, un besoo!

Ashe! ay.. muchas gracias !! :D, un beso enorme!

Tontorrona_, no des las gracias ^^, me encanta comentarte! y Gracias por tus halagos ^^U. Pero también como dice Don Nadie, es muy bueno desahogarse así! pero llorar por llorar.. no arreglará jamás nada! ^^. Besazos!

Vane, graciasss :), exacto! nos ahogamos con todo.. y nuestras lágrimas son lo que más nos ahogarían! Gracias por pasarte (:. Un besooo!

Estefanía. dijo...

me gusta mucho como escribes, la forma de expresar lo que sientes, tus sentientos... Sí. :)
Ánimo y a veces es mejor llorar y desahogarse.
Un beso cielo (L)

Pain and suffering dijo...

Estefanía, muchas muuuchas gracias (:, lo hago lo mejor posible, como me sale del corazón ^^
Gracias! tienes razón ^^, Un beso preciosa!

Nel dijo...

a veces pasamos momento q nos derrumban por instantes i es valido,pero lo bueno es no quedarse ahi como te paso q inmediatamente recordaste q tienes q ser fuerte,positiva,son cosas q nos pasan para recordarnos q no todo sera perfecto pero q se puede seguir,gracias x pasarte x mi blog,te sigo!!
besos

Pain and suffering dijo...

sí :), muchas gracias por pasarte a ti también!
un beso enorme ^^

Lu.- dijo...

Hay simples situaciones que nos hacen abrir los ojos y darnos cuenta de todo...

*Besos

Pain and suffering dijo...

Razón que llevas Lu.- besos!

Claudia. dijo...

Me ha encantado el texto. Y es verdad que llorando no vas a solucionar nada, pero hay veces que es necesario llorar para desahogarse, para echar toda la rabia que tenemos dentro, sin duda creo que llorar es la mejor técnica para esas cosas. ¡Muy bonito! Un beso :)

Ana dijo...

Me gusta que hayas escrito tu experiencia en forma de relato.
Por aquí también está lloviendo un montón y lo odio.
Y no, hay que ser fuerte y no llorar al derrumbarse, porque como tu dices, eso no soluciona nada.
Muchos saludos! ^^

Florencia dijo...

Me encanta lo que escribiste, simplemente ME ENCANTA. Espero que andes geniaaaaaal, un beso, te sigo (L)

Pain and suffering dijo...

Claudia, sí.. aunque llorar no demuestre fortaleza.. tampoco demuestra debilidad! todo el mundo por fuerte que sea, llora ^^. Gracias por tu comentario! un beso :)

Ana, hay que llorar lo necesario, pero nunca por debilidad ^^. Besos!!

Florencia, graciasss :), un beso!